Dormitorios

Tipos de camas en la decoración del dormitorio

Cuando se trata de elegir entre los distintos tipos de camas que existen en el mercado para la decoración de nuestro dormitorio, nos encontramos muchas veces ante la situación de tener que elegir entre diseño y funcionalidad. Existen diseños muy interesantes que siguen nuestro estilo, pero pueden no encajar a nivel práctico en el día a día. Veamos qué variedades de camas podemos elegir y qué aporta cada una de ellas a nuestro dormitorio.

        1.Estructuras compactas

Si buscamos un mayor espacio en una habitación apuesta por la estructura compacta, ya que aprovechas el mayor espacio.

Estructura oculta

son aquellas cuyas patas de apoyo no se muestran visibles, sino que se ocultan tras una estructura perimetral sólida, creada en madera u otro material, aportándole un aspecto sólido a la cama.

Normalmente este tipo de estructuras suelen incluir también un canapé interior, un espacio destinado al almacenaje de sábanas y otros complementos textiles aprovechando el espacio oculto bajo el somier.

Abatibles

Si contamos con poco espacio, las camas abatibles, junto con las literas y camas nido, son todo un clásico.
Este tipo de cama se abate desde el interior de un armario. Cuando es necesario ganar espacio extra, sólo tenemos que recogerla y cerrarla como una puerta más del mueble.

Cómoda y práctica, especialmente para estudios, habitaciones infantiles pequeñas y dormitorios de invitados.

 

 

 

Camas nido

Un clásico de camas son las nido. Si contamos con espacio a lo ancho y no queremos recurrir a las alturas, con poco más que 35 cm extra a lo alto, pasamos de una cama sencilla a una doble en un momento.

Suelen ir en paralelo, una debajo de la otra, a modo de un único cajón extraíble donde encontramos el colchón. También las encontramos en diseños modernos que recurren a versiones asimétricas que multiplican su funcionalidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *