7 Consejos para conseguir una terraza de la que no quieras salir

 

¿Quieres finalizar el día en un idílico espacio exterior donde tus interminables horas de trabajo se disipen en una relajación máxima?

 

¡Con el buen tiempo apetece! Estarás conmigo en que después de estar interminables horas frente a un ordenador, lo que te apetece es una cervecita y tapa -me sale mi lado “gourmet”. Y como no hay nada más cómodo, que disfrutar de una bebida refrescante con su acompañamiento en tu propio refugio. Te propongo un reto..

¿QUÉ TE PARECE?¿ TE ANIMAS? ¿SÍ? PUES…¡SIGUE LEYENDO!

Adaptar tu terraza, balcón -algunas sólo tenemos un espacio minúsculo, es lo que menos me gusta de la nueva forma de construir pisos-. Patio o jardín, para la llegada del buen tiempo, para coger “colorcito” y por su puesto para relajarte después de un frenético día de trabajo.

El OBJETIVO >> es saber sacarle el mayor partido posible para aprovechar el espacio al máximo.

 

 

7 TIPS PARA DECORAR TU TERRAZA

 

#1 RELÁJATE EN TU CONFORTABLE MOBILIARIO

 

Es primordial, para el descanso o para picar algo con amigos. Las opciones que tienes son infinitas, desde una mesa plegable atornillada a la pared para pequeños balcones. Hasta mesas extensibles para 12 o más comensales.

De madera, plástico, metalizas o materiales naturales y de colores, eligiendo según el estilo que más te guste. Otra opción son los sofás con mesas bajas, las hamacas, tumbonas…

 

 

Puedes crear el mobiliario reciclando materiales para reducir al máximo el presupuesto de la decoración. A través:

Asientos, mesas y bancos a través de secciones del tronco de un árbol.

Reciclar cajas de fruta de madera, para decorar con encanto y por ti tu espacio.

 

 

CONSEJITO:

“Planifica el espacio del que dispones, y busca mobiliario en consonancia a su tamaño. Coge papel y lápiz, y zonifica tu espacio según tus necesidades; como por ejemplo zona chill out sin muebles, de cojines o pufs. Área de descanso con hamacas, zona de juegos para los niños o para comer.

No te cuesta nada dibujar un croquis con las medidas de tu terraza, balcón, patio o jardín. Los muebles deberás elegirlos según el espacio del que dispongas y, sobre todo, en función de tus gustos personales.

Lo más importante es seleccionar muebles cómodos, prácticos y que sean resistentes. Ésto deben mantenerse en buen estado a pesar de las condiciones climatológicas. Por otro lado, no es necesario que recargues todo tu espacio llenándolo de muebles, aplica la regla de menos es más y escoge solo aquellos que vayan a ser útiles para tu día a día.“

 

 

 

Utiliza muebles que aporten calidez y confort a tu decoración. Un material que siempre te va a dar estas características, es la madera.

Aprovecha hasta el último milímetro. Si tu terraza no es pequeña sino minúscula, hay muchos diseños que pueden adaptarse a tus necesidades. Utiliza mobiliario plegable y multifuncional que se adapte a tu balcón evitando así ocupar demasiado espacio.

 

#2 ¡ TELAS FUERA !

 

Una de las cosas que muchas veces no se tiene en cuenta a la hora de decorar terraza, balcón, patio, etc. Es que para conseguir un espacio agradable, los textiles son imprescindibles, para crear un espacio más cómodo. En el exterior, aumentan la funcionalidad y confort.

 

  • Como un toldo, pérgola o sombrilla son fantásticos para facilitar sombra cuando el sol aprieta. Si quieres algo más eco, un entramado de enredadera o vid.
  • Una mosquitera no solo evitaremos los mosquitos, sino, que dará un toque romántico extra, al espacio.
  • Las alfombras de materiales naturales como la rafia son ideales, para andar descalzo y aumentar la calidez del ambiente.
  • Tampoco pueden faltar los cojines, éstos aportan confort, vitalidad y color al conjunto.

 

 

CONSEJITO:

Si no tienes un suelo bonito, o está deteriorado. Una pequeña alfombra de exterior es la solución perfecta. Por otro lado, disponer de un pequeño espacio de almacenaje es necesario, para guardar cojines, manteles y telas cuando haga mal tiempo.”

 

#3 ILUMINA TUS NOCHES DE VERANO

 

Es importante crear una iluminación de ambiente. Puedes destacar una pared, planta o árbol iluminándolo desde abajo, lo que nos proporcionará un punto de luz indirecto y dará un toque chic al jardín. O recrear un “bosque de hadas” lleno de romanticismo, a través de una hilera de lucecillas que recorran tu balcón, terraza o patio.

Antorchas de pie, farolillos, portavelas o candelabros, cualquier opción es buena. Aportan calidez, generan un ambiente íntimo y muy agradable. Colócalas en grupos para crear puntos de iluminación en las diferentes zonas.

 

 

 

 ¡Y no te olvides de poner alguna vela de citronella para ahuyentar a los mosquitos!

 

Los puntos CLAVE a iluminar son:

  • La zona de paso; a través de una iluminación indirecta, que marque el camino -recomendable sobre todo en el caso de espacios amplios.
  • Tu zona de estar con iluminación ambiental, aquí puedes utilizar velas aromáticas.
  • Tu zona de “picoteo”, al igual que en la zona de estar. Lo más cómodo es que ilumines de forma ambiental e indirecta. Para garantizar un ambiente agradable y muy acogedor.

¡Las cenas románticas bajo una luz tenue son un acierto seguro!

 

 

 

#4 ¡ UN OASIS EN TU TERRAZA !

 

Un elemento determinante en la decoración de terrazas es el color verde que aportan todo tipo de plantas. Porque dan un toque único y muchísima vitalidad a cualquier estancia. Por lo que en un espacio exterior, son especialmente bienvenidas.

Es conveniente elegir las plantas y flores en función de la ubicación. De las características de tu terraza o balcón, así conseguirás dar con las mejores especies y contar con las más adecuadas. Según la exposición al sol que tenga tu espacio exterior.

 

 

 

 

Las plantas aromáticas suelen adaptarse muy bien a todo tipo de condiciones. Es importante que al elegirlas en conjunto, sus formas y colores armonicen unos con otros.

Aportarán un perfume fresco y agradable y te invitarán a salir y relajarte. También puedes cultivar orégano, tomillo y albahaca para aderezar los platos de tus cenas en la terraza.

CONSEJO:

“Algo que no puede faltar en una terraza es vegetación. Hay mil soluciones para colmar con un vergel tu pared. Ahorrarás espacio y conseguirás un ambiente con personalidad propia eligiendo tus flores y plantas favoritas.”

 

 

 

 

#5 ¡ VIVAN LOS COLORES ! PERO NO TODOS A LA VEZ

No hay nada que defina mejor el verano que los colores vivos.

Escoger un estilo, una paleta de color y ceñirte a ellos, será la claves para que tu terraza derroche equilibrio, calma y armonía.

Aplicamos la fórmula de proporciones= 60% Color primario+ 30% Color secundario + 10% Color de acento.

Emplea esta receta, en los materiales que revistan tu terraza, en el estilo de tu espacio y en los colores que hayas elegido.

 

 

El color que nunca falla cuando lo que buscas es aportar frescura y luminosidad a tu ambiente es el BLANCO. Éste al ser parte de la familia de neutros. Puedes combinarlo con cualquier color, que siempre aciertas. No obstante, para agregar una sensación de confort. calidez y serenidad en tu terraza.

Te recomiendo unir éste junto a tonos tierra, verdes, azules e incluso negros. Todos aquellos que nos evoquen la naturaleza más inmediata.

CONSEJO:

“Escoge bien tus accesorios y elementos decorativos. Pon especial cuidado con los elementos tipo jarrones, esculturas o grandes tiestos modernos. Constituyen un gran foco de atención visual, aplica la regla de “menos es más”.

Algunos ambientes sorprenden por su sencillez y belleza. Son una estupenda demostración de como es posible decorar, con los elementos básicos. A través de los detalles que mejor aportan lo que queremos transmitir a nuestro espacio.“

Materiales, para vestir terrazas en tendencia como: el cáñamo, lino, sillas de anea, madera a ser posible en su estado natural o desgastada y piedra natural. De estilo bohemio, rústico, nórethnic y ecléctico.

 

 

 

#6 ¡ NO TE OLVIDES DE LA BARBACOA !

Aprovecha el espacio exterior para instalar una de ellas y no te preocupes por las medidas, las hay de diferentes tamaños en función de los metros libres que tengas. Si además, pones una mesita y unas sillas, disfrutarás de comidas y cenas al aire libre y ¡se convertirá en tu segundo comedor!

Nada mejor que levantarse el fin de semana cuando aún no aprieta el calor y sentarse en el balcón a desayunar un café con zumo y tostadas.

 

 

Verduras a la brasa, parrillada de carne, pescado asado… ¡Seguro que se te hace la boca agua pensando en los platos que les harás a tus invitados! Colócala en un rincón donde los humos no entren ni en casa ni tampoco molesten a los vecinos para evitar problemas.

¡Un jardín con barbacoa es sinónimo de fiesta todo el año!

#7 APROVECHA AL MÁXIMO TU TIEMPO LIBRE

No vale tener una terraza las 24 horas a tu disposición, y no sacarle el máximo partido. Si no lo haces tú, tus amigos serán los encargados de marcar tu agenda. Así que empieza a pensar en todas aquellas actividades que te gustaría hacer en soledad, en petit comité o en grupo, y planifícalas al detalle.

 

 

Y ahora que tienes una bonita terraza donde disfrutar al aire libre de tu tiempo, es hora de llenar tu Instagram con fotos de tus pies saludando al personal.

¿Ya te has decidido por presumir de terraza y tener eventos con tus amigos y familiares cada fin de semana?

Espero que te animes con mis consejos, y no esperes ni un minuto más a disfrutar de tus noches de verano en tu encantadora terraza.

¡SUERTE!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *